20200526_131046

INSTRUCCIÓN TRÁGICA: A UNA SEMANA DE LA MUERTE DE MANDAGARAY NO HAY RESPONSABLES

Policiales 22 de abril de 2021 Por Ultimo Momento Noticias
el oficial murió ahogado tras ser obligado a meterse al mar con borcegos y uniforme sin saber nadar.
f608x342-94743_124466_10_copy_600x390
En cursos anteriores, los integrantes del COER debían sacarse los borcegos antes de tirarse al agua

Se cumple una semana de la muerte del oficial Gabriel Mandagaray, quien fue obligado por sus superiores a meterse al mar sin saber nadar, cargando un pesado tronco en sus hombros, luego de caminar 40 kilómetros entre las dunas y sin poder sacarse los borceguíes. Los días pasan, y mientras la fiscalía espera el resultado final de la autopsia que puede demorar varios meses, no se conoce el nombre de los responsables de someter a los jóvenes aspirantes del COER a esfuerzos físicos extremos que rozan la tortura.

No dio resultados el pacto de silencio que intentó llevar adelante el Secretario General de la fuerza, el Comisario Inspector Sergio Piermarocchi, quien se reunió con los instructores del COER y con los oficiales participantes (en una casa detrás de la salita médica de El Cóndor) y les ordenó que "lo que sucede en la Policía queda en la Policía". Los familiares de los dos jóvenes que ingresaron al agua con Mandagaray y sobrevivieron, fueron los primeros que lo denunciaron.

Entonces, cuatro días después desde la Secretaría de Seguridad le indicaron al Jefe, Osvaldo Tellería que brinde una conferencia de prensa, en la que apuntó contra el área de capacitación de la fuerza sin dar detalles de lo sucedido, que fue descabezada un días después.

f768x400-94744_138647_5050_copy_600x390

Los primeros en ser separados fueron los organizadores del curso, el Jefe del COER de Viedma y Cipolletti y dos instructores más. Pero todo indica que la cadena de responsabilidades no termina allí, ya que la supervivencia en Bahía Creek tenía el visto bueno de la Jefatura y de la Secretaría de Seguridad. Quizá por eso la secretaria Betiana Minor intentó justificar: "Es parte del entrenamiento entrar con borcegos al agua", como aseguró en declaraciones radiales.

(Video del curso en el año 2018 del coer en Viedma, salen todos sin los borcegos)

Luego explicó que "muchas veces los oficiales del COER tienen que sacar personas del agua. Tienen una exigencia que no tiene un entrenamiento normal". Es cierto que los policías deben socorrer personas, pero una de las primeras lecciones en escuela es que antes de arrojarse al agua deben sacarse los borcegos y el cinturón con el arma, ya que todo eso le implica unos 4 kilos de peso. "La intención es que puedan rescatar a una persona, pero para eso primero el rescatista debe estar en condiciones para hacerlo. Si él se ahoga, es imposible salvar la vida de alguien", reconoció un viejo instructor alejado de la fuerza.

Una prueba fundamental y que será analizada por la Justicia son los videos que hasta hace unos días se podían ver en las redes sociales del COER. Las imágenes refutan sin objeciones las livianas declaraciones de Minor, quien llegó a la provincia hace poco tiempo y desconoce que en cursos de años anteriores del grupo de elite, los oficiales antes de ingresar al agua debían detenerse, sacarse el calzado.

f768x400-94745_138648_4426_copy_600x390

Otro punto que se pude apreciar, y que no tuvieron en cuenta los instructores del COER que llevaron adelante la capacitación en Bahía Creek, como tampoco cada uno de los que avaló con su firma la realización de la supervivencia en la que murió Mandagaray, fue que no estaba contemplada la presencia de personal médico, una lancha de Prefectura y salvavidas torpedos para cada uno de los aspirantes.

En el mismo video que aún se puede ver en YouTube, se puede ver como en una competencia del COER en Viedma en 2018, cada uno de los participantes que se arrojó al río Negro tuvo que colocarse el torpedo y una patrulla de Prefectura custodiaba que nadie sufriera algún inconveniente en el agua. 

f768x400-94464_138367_5050_copy_600x390

Por estas horas, cada vez es más fuerte el rumor del alejamiento del Jefe de Policía, enemistado con sus superiores que lo quieren "usar de fusible" y también con sus subalternos, ya que al acusar abiertamente al área de capacitación, quedó sin respaldo en el interior de la fuerza. Todo magnificado por la relación personal que tiene con los padres del oficial muerto, el Comisario General Antonio Mandagaray (Jefe de la Regional de Viedma) y la Comisario Mayor, Adriana Fabi (Jefa de la Regional de Los Menucos). Aunque por una cuestión política, Carreras ya le habría anticipado a través de Minor, que no le aceptarán la renuncia. Al menos en el corto tiempo. 

Mandagaray, de 25 años, murió ahogado el jueves pasado, en tanto que sus dos compañeros fueron encontrados con signos de hipotermia. Al no haber ambulancia, debieron trasladarlos en una camioneta del COER hasta llegar a El Cóndor donde fueron atendidos en la salita de primeros auxilios. 

Hasta ahora fueron separados de sus cargos el Director General de Capacitación y Perfeccionamiento y Comisario General Carlos Víctor Grasso y el Jefe del Departamento Académico, Comisario Inspector Oscar Alberto Szymansky. Y el Jefe del COER de Viedma, Alejandro Gattoni, quien era el coordinador general del curso en Bahía Creek; el Jefe del COER de Cipolletti, el Oficial Principal Alfredo Nahuelcheo; el Sargento Ayudante Marcelo Ariel Contreras, del COER de Viedma y el Sargento Maximiliano Vitali Méndez, designado en el COER de Bariloche, quienes eran instructores en la capacitación. 

Fuente Mejor Informado

Ultimo Momento Noticias

estamos donde tenemos que estar.

Óptica Huergo

20200811_191309

20210629_175020

20201204_081613

Te puede interesar