20200526_131046

SE CUMPLEN 10 AÑOS DEL DESCENSO DE RIVER

Deportes 26 de junio de 2021 Por Ultimo Momento Noticias
1010x567_river-descenso-386039-195750_copy_600x400

El día más oscuro. La jornada más triste de la historia. El final de un camino tortuoso que no corrigió durante tres temporadas. Nadie, ni el más pesimista lo imaginaba. Pero el 26 de junio de 2011 el cimbronazo fue Monumental. Porque River, el más ganador en títulos locales y uno de los más grandes a nivel mundial, consumó el desenlace fatal y se fue al descenso. Diez años después, la perspectiva que ofrece el tiempo resalta que el desenlace fue un resultado inevitable en el que Belgrano fue su verdugo en la fatídica Promoción. El Millonario sufrió el dolor más grande de su historia, aunque el capítulo más triste parece haber servido como enseñanza: a partir de ahí, el club de Núñez se reconstruyó con las penurias del pasado y los errores aprendidos que lo hicieron caer en la segunda división del fútbol argentino.

LAS MALAS CAMPAÑAS

Imposible imaginarlo en ese momento, pero el peligro comenzó después de la vuelta olímpica en el torneo Clausura 2008. Fueron 64 jugadores para 114 partidos los que le dieron forma a las campañas que llevaron al club a disputar la Promoción. Seis directores técnicos –Diego Simeone, Gabriel Rodríguez, Néstor Gorosito, Leonardo Astrada, Ángel Cappa y Juan José López- y seis mercados de pases, la mayoría menospreciados. Un último puesto incluido. Una película de terror que se gestó durante el segundo mandato del presidente José María Aguilar. Una pesadilla terminó de escribirse con Daniel Passarella, recordado -no solo por su gestión que terminó en el descenso- sino por su histórica pelea con el entonces presidente de AFA, Julio Grondona, fechas antes de que se consumara el desenlace fatal.

 
LA REALIDAD INESPERADA

En la temporada 2010/2011, el promedio y el peligro acechó a River durante todo el año. Aunque con la buena campaña que tuvo en el Apertura 2010 parecía que tan solo era un mal trago del momento. Sin embargo, el Clausura 2011 confirmó lo que nadie esperaba. El Millonario, que tan solo se reforzó con Fabián Bordagaray para ese torneo, tuvo una campaña aceptable, incluso el equipo de Juan José López acabó en zona de clasificación a Copa Sudamericana. Pero el pasado lo condenaba y la sorprendente campaña de Olimpo lo terminó de empujar: River jugaba la Promoción, la historia ya era inédita.

LA PROMOCIÓN

Belgrano era el rival y sorprendió a todo el mundo futbolero en la ida: un 2-0 contundente que tuvo incidentes por parte de algunos hinchas millonarios que se metieron al campo de juego a agredir a sus jugadores. Sin embargo, más allá de la ventaja del Pirata, todo el fútbol argentino pensaba que River no se podía ir. Y el capítulo final de la pesadilla Monumental tuvo de todo: un gol de Mariano Pavone a los cinco minutos, un penalazo a Leandro Caruso que Sergio Pezzotta no vio, el apriete de Los Borrachos del Tablón al árbitro en el entretiempo, el empate de Guillermo Farré y el penal que le atajó Juan Carlos Olave a Pavone.

El 26 de junio, River se estrelló en el peor desenlace. Los futbolistas estaban demacrados de tanto llorar. Las tribunas de un Monumental humeante, incendiado por los vándalos que no toleraron la dura realidad. La tristeza mutó a un estado de furia. El barrio de Núñez se convierte en un campo de batalla, entre los enardecidos y la policía. El descenso se había consumado y con él se escribía la página más oscura de la historia del club.

LA RECONSTRUCCIÓN

Cuando se cae lo más abajo posible, lo único que queda es subir. Y eso hizo River. El año difícil en la B Nacional terminó devolviendo al club a Primera en menos de un año, de la mano de Matías Almeyda. La vuelta de Ramón Díaz y, ya bajo la dirigencia de Rodolfo D'Onofrio, la coronación en el Torneo Final 2014, el primer título después de 6 largos años. Y el maravilloso ciclo de Marcelo Gallardo, el más glorioso de la historia del club que tuvo su punto cúlmine en la consagración en la Copa Libertadores 2018 contra el rival de toda la vida. El 26 de junio de 2011 fue el golpe más grande, lejos. Un golpe del que River espera haber aprendido para no repetir los errores del pasado.

EL KEKO VILLALVA

Todo el fútbol argentino recuerda cómo uno de los gigantes cayó a la segunda división. Y quién rememoró lo sucedido a la distancia fue nada más ni nada menos que Daniel Villalva: el Keko, que jugó la Promoción con Belgrano, hizo mención el episodio expresando que se vivieron momentos muy tensos en el Monumental, aunque también señaló que, para él, el Millonario no merecía descender.

"El partido terminó como a las cinco de la tarde y yo llegué a mi casa recién a la medianoche. El dolor del hincha se entendía, porque nos dolió a todos nosotros. Pero tuve miedo, no sabía que podía pasar afuera de la cancha", manifestó.

En tanto, admitió que desde el plantel nunca pensaron que podía suceder el descenso y sostuvo que River no merecía estar en la B Nacional: "Nunca me imaginé que iba a pasar, pero pasó y lo tuvimos que bancar porque se habían hecho las cosas mal en años atrás. Lo pagamos los que estuvimos en ese plantel, pero River no merecía descender. Por suerte hoy todo eso es un recuerdo".

Fuente El Depo.com

Ultimo Momento Noticias

estamos donde tenemos que estar.

Óptica Huergo

20200811_191309

20210629_175020

20201204_081613

Te puede interesar