20200526_131046

Un Jefe policial acosaba a sus empleadas por WhatsApp

Policiales 09 de julio de 2021 Por Ultimo Momento Noticias
La Jefatura investigaba otra denuncia y una de las testigos acusó a un Comisario Mayor a cargo de la Regional.
f608x342-99524_129247_8_copy_600x400

Las malas noticias y los escándalos son una constante en la Policía de Río Negro, a los poliladron descubiertos en distintos supermercados durante el fin de semana pasado, un nuevo hecho en el interior de la fuerza puso en jaque a la conducción. Esta vez sucedió en Bariloche, donde el Jefe de la Regional III, el Comisario Mayor Walter Lucero fue acusado de acosar sexualmente al menos a dos empleadas.

Pese a los intentos de Mejor Informado de acceder a información oficial por parte de la Jefatura de Policía o de la Secretaria de Seguridad, fue imposible que brinden al menos una confirmación de los hechos, lo que indica una vez más el grado de hermetismo que tiene la Policía de Río Negro ante cada escándalo que salpica a alguno de sus jefes.

De todas maneras trascendió que casi de casualidad y mientras una comisión enviada desde Viedma intentaba encaminar una investigación de acosos sexual a través de fotos de sus genitales del jefe de una Subcomisaría hacia una subordinada, se le tomó declaración a una policía ofrecida como testigo por parte de la víctima y allí saltó el caso del Jefe de la Regional III.

No sólo la joven testificó a favor de su compañera, sino que aprovechó ese momento para denuncia al Comisario Inspector Walter Lucero, quien en enero de este año asumió la conducción de la Unidad Regional de Bariloche.

Según cuentan los allegados a la investigación, mientras le estaban tomando declaración ordenada por Asuntos Internos, la sargento habría tomado su teléfono celular y, ante la sorpresa de todos los presentes, empezó a mostrar el historial de mensajes de Whatts App con la máxima autoridad policial en la zona cordillerana, quien además de invitarla de manera reiterada a tomar algo, le habría enviado mensajes con un tono mucho más elevado. De esta manera, se tuvo que iniciar otro legajo administrativo, pero en este caso por la falta de conducta grave del Jefe de Regional.

Sorprendidos por lo que estaba sucediendo, la comisión de Asuntos internos le solicitó a la policía si tenía testigos de lo sucedido, y habría nombrado a dos personas, una de ellas es un uniformado que forma parte de la custodia de la gobernadora Arabela Carreras, quien al ser consultado dio fe que los mensajes recibidos por su compañera eran enviados por Lucero.

También la otra persona nombrada como testigo dio fe del acoso y aprovechó la oportunidad para comentar que ella también sufría los mensajes del Jefe de Regional que la invitaba a salir y no aceptaba un no como respuesta. Y que por temor a represalias, a que su carrera policial quede trunca y hasta poder perder el trabajo, se había mantenido en silencio durante un largo tiempo.

De acuerdo con la información que trascendió, las máximas autoridades policiales de Río Negro llegaron esta mañana a Bariloche para poner en marcha el operativo invierno que inicia junto con la temporada turística, sin embargo les explotó la bomba casi en sus manos y en estos momentos estaría buscando estrategias para desplazar a Lucero de su cargo y encontrar posibles reemplazantes para ese cargo.

No es la primera vez que existe un hecho de este tipo en la Policía de Bariloche. A poco de haber asumido como Jefe Osvaldo Tellería, tuvo que desplazar de su cargo al Comisario Roberto Parra, jefe de la comisaría 27° del barrio Melipal. Una agente lo denunció por abuso sexual dentro de su despacho, luego de haber brindado diversas órdenes al personal subalterno para lograr quedarse solo con la joven.

Este nuevo escándalo en la fuerza vuelve a poner bajo la lupa de la gobernadora la continuidad de toda la plana mayor, que están cuestionados por no tener autoridad hacia el personal a su cargo. También afecta a la secretaria de Seguridad Betiana Minor, quien intentó ser la voz de mando de la Policía y no tiene el reconocimiento de los uniformados y hasta sufrió algunos hechos cuestionados puertas adentro, como el robo de material de la fuerza como un handy que guardaba en la camioneta oficial en la puerta de su vivienda en Viedma o hasta un accidente a la altura de Conesa en ese mismo vehículo que ella conducía hacia un acto en Chimpay.

Durante el fin de semana, una policía que cumple tareas en Stefenelli y es esposa del Jefe de Zona de la Regional II de Roca fue encontrada robando en un supermercado de la ciudad. Un hecho similar sucedió en Neuquén, cuando un policía de Cipolletti, que trabaja en el 911, fue encontrado con su pareja robando mercadería en un hiper del Alto.

Fuente : Mejorinformado.com

Ultimo Momento Noticias

estamos donde tenemos que estar.

Óptica Huergo

20200811_191309

20210629_175020

20201204_081613

Te puede interesar